+PARA EMPEZAR, ALGO DE CLARIDAD
- ¿Qué es Responsabilidad Social?
- ¿Hasta dónde se debe ser socialmente responsable?
- ¿Se puede poner confuso?
- ¿Qué metodología usar? La ISO 26000

¿Qué es Responsabilidad Social?

Es fundamentalmente responder por los impactos que las decisiones y actividades de una organización ocasionan en la sociedad y en el medio ambiente. Ello exige de manera integrada en toda la organización un comportamiento ético y transparente que contribuya al desarrollo sostenible, tome en consideración las expectativas de las partes interesadas y cumpla la legislación. Esto es lo que señala el estándar ISO 26000.

Visto un poco más concretamente, tiene que ver con relaciones con la comunidad; el debido trato a los trabajadores, la adecuada información a los clientes, la correcta gestión ambiental y la vinculación con los proveedores.
Con algo más de perspectiva, todo esto viene de la búsqueda de crear sostenibilidad al entorno social y a la propia organización. Y en ese afán ella indaga sobre la protección e información al consumidor, vela por el impacto ambiental de sus procesos y el destino final de sus productos, se adentra en los talleres de sus proveedores fuera de sus fronteras y verifica la seguridad y condiciones laborales, se interesa por el bienestar de las familias de sus trabajadores y el de la comunidad que le es vecina, interpreta los efectos no deseados de las consecuencias de sus propias actividades, como los cambios culturales derivados del consumo y la publicidad.

Antes nada de esto estaba en el escritorio del gerente. Ahora sí. El hecho que no exista responsabilidad legal sobre esos aspectos, no la exonera de la social. Como que el negocio hoy lo exige.

¿Hasta dónde se debe ser socialmente responsable?

En realidad, hay cinco etapas o categorías bien definidas de hasta dónde llegan las organizaciones:

• la defensiva: “no es nuestra responsabilidad, ya bastante hacemos con dar empleo y pagar impuestos”
• la de cumplimiento: “haremos solamente algunas cosas muy puntuales” (como separar los desechos y ahorrar energía eléctrica)
• la de gestión: “pondremos responsabilidad social en determinados procesos de gestión del negocio” (por ejemplo, compras locales)
• la de estrategia: “la responsabilidad social en el proceso estratégico del negocio nos dará una ventaja competitiva”
• y la civil: “debemos asegurarnos que todo nuestro sector lo haga”.

¿Se puede poner confuso?

Muchas veces, sí. Por un lado el sentido de contribución a tan valioso objetivo anima a la organización a continuar y profundizar el esfuerzo. Pero por el otro, la sociedad lo toma no como un acto voluntario sino como el cumplimiento de una obligación que por no estar escrita no es menos exigible. Para algunos sectores, la vuelve exigencia previa para que pueda operar. En otros casos, le extiende permanentemente la meta, de modo que nunca se alcanza su cumplimiento.

Total, demasiada indefinición y demasiada área ambigua. Para lo que algunos es voluntario, para otros es obligación; lo que para algunos es sostenible, para otros no lo es; lo que parece suficiente, otros dicen todavía; lo que se muestra como ético otros lo tildan de estético; lo que debiera generar aprecio provoca insatisfacción; lo que debe ser un compromiso igualmente exigible a las ongs, universidades, trabajadores y gobiernos otros señalan que eso es sólo para las empresas y los demás solamente miran. Y así empiezan las tentaciones: desde hacer cualquier cosa o por último no hacer nada.

¿Qué metodología usar? La ISO 26000

Otro problema es la profusión de enfoques, metodologías, indicadores, prácticas, procedimientos, etc. para implementar la Responsabilidad Social.

Precisamente para contribuir a ello la ISO, conocida por sus estándares globales de calidad, gestión ambiental y más de quince mil otros menos conocidos, se animó en el año 2005 en el diseño de un estándar de responsabilidad social. Convocó más de 90 países en comités nacionales -incluyendo el Perú- conformados por el sector empresa, estado, ongs, universidad, trabajadores y consumo y en el 2010 logró un consenso sin precedentes con la aprobación largamente mayoritaria del estándar ISO 26000, sin duda, el referente global de la responsabilidad social.

El estándar señala la definición del ámbito, contexto y principios de la Responsabilidad Social, la determinación de guías en temas claves y para la implementación. Trae muchas otras novedades, como que no es sólo tarea de las empresas, sino de cualquier clase de organización: entidades estatales, ongs, universidades, sindicatos, clubes, etc. De modo que en adelante nos podremos exigir recíprocamente responsabilidad. Y por eso habla de organizaciones socialmente responsables… no de empresas.

De otro lado, el estándar consagra su naturaleza voluntaria, entendiendo que así se llega más lejos que con normas específicas que al ser cumplidas, rápidamente se vuelven el tope del desempeño. Además anuncia que no será certificable, a diferencia de sus parientes de calidad y medio ambiente.

+¿EN QUÉ PUEDO AYUDARLO?
- A energizar a su equipo hacia la Responsabilidad Social
- A hacerlos hábiles en el manejo de la ISO 26000
- Y a varias otras cosas más...

A energizar a su equipo hacia la Responsabilidad Social

La Responsabilidad Social va a ser desplegada a lo largo de toda la organización y no va a llegar muy lejos si tiene tantas percepciones distintas, y actitudes de diferente intensidad y dirección, como áreas o personas. Puedo asistirlo con una pequeña inversión de tiempo en diálogo exploratorio y manejo de conceptos con sus equipos, y crear un sólido cimiento anímico para lo que desee construir más adelante.

A hacerlos hábiles en el manejo de la ISO 26000

A la actitud, se le debe sumar habilidades. Puedo apoyarlo en crear las capacidades en su equipo para el uso eficaz de la herramienta y que permita potenciar una serie de frentes en la organización, desde clima laboral hasta relación con proveedores, desde desempeño ambiental hasta posicionamiento de la marca. La metodología de la ISO 26000 va en una clara secuencia de pasos y ámbitos, adaptada a cualquier tipo de organización y será clave para su equipo manejarla adecuadamente.

Y a varias otras cosas más…

Enfoques estratégicos, planes de acción, posicionamiento en el “extra mercado” y varios etcéteras más.